Que es el entrenamiento experiencial "Outdoor Training"



Son más y más las empresas que a diario implementan los programas de Educación Experiencial, para desarrollar al interior en el interior de las organizaciones procesos de transformación organizacional, desarrollo de competencias, procesos de cambio, y formación de líderes, entre otros. Los resultados son muy interesantes a todos los niveles de la estructura organizacional, involucrando a los grupos que existen al interior de la misma, y por supuesto a las personas. Sin duda, los participantes en estas experiencias quedan marcados positivamente, elaborando planes de contingencia para convertir sus debilidades en fortalezas.

Entonces ¿qué es la “Educación Experiencial”, el “Entrenamiento al Aire Libre”, o el termino más conocido de “Outdoor Training”? ¿Cuales con sus orígenes?

El Outdoor Training (OT) nació según “Harvard Business Review”, en 1964, tras acabada de la Segunda Guerra Mundial. Allí muchas escuelas de negocios Norteamericanas aplicaban conceptos “militares” en la creación de estrategias y en el entrenamiento de futuros hombres de negocio. Se trataba, básicamente, de superar una serie de obstáculos que a la larga representaban ciertos aspectos de la vida empresarial y personal de los participantes.


En está época las simulaciones utilizadas en los laboratorios vivenciales implicaban en muchas ocasiones un riesgo físico inminente para los participantes. Poco a poco este riesgo ha ido desapareciendo en la medida que este entrenamiento se ha tecnificado y perfeccionado, incorporando una serie de normas y aditamentos especiales, que permiten brindar seguridad a los miembros de los grupos que participan en los talleres. Por supuesto esto exige capacitación de tipo profesional por parte de los facilitadores y de las personas que intervienen en este tipo de procesos.

En la actualidad en el OT encontramos gran cantidad de variaciones con respecto a su idea original, involucrando actividades en el agua, aire o tierra. Muchas de estas pueden consistir desde cosas simples hasta actividades extremas, como bajar por ríos turbulentos en canoa.

Quisiera aclarar que la simplicidad en el OT no implica un menor reto, simplemente hago referencia a la logística que implica cada uno de los ejercicios, a la adrenalina y la realidad que generan estos.

Pero ¿que tiene que ver armar una balsa y navegar por un río, estar en un bosque muy denso en busca de una pista, con una brújula que lo llevará a un punto de encuentro con sus compañeros o caminar por un rió con los ojos vendados con el agua hasta las rodillas y su compañero sirviendo de guía?

Este tipo de actividades, más que una técnica es una filosofía, porque busca fortalecer las competencias que requieren los miembros de una organización para ser exitosos. Las simulaciones que se generan son creadas y diseñadas para desarrollar habilidades particulares, como trabajo en equipo, liderazgo, comunicación, planificación, flexibilidad, iniciativa, confianza entre otras muchas. Para ello, las simulaciones constan de cuatro fases: experiencia, practica, retroalimentación y generalización.



De lo anterior se deduce que las actividades no se quedan simplemente en trabajar con pelotas, troncos, cuerdas, etc. Uno de los procesos más importantes en en el OT es la retroalimentación “debrief”en la que se llevan las vivencias del equipo a la vida real, se generan analogías entre lo vivido y el significado que posee esta para el día a día. Este momento de reflexión permite potencializar a los miembros del grupo ya que se hacen conscientes de las áreas a mejorar en si mismos y como equipo, permitiendo en un futuro mejorar la ejecución de las personas en todas las áreas de ajuste personales y potencializando las organizaciones.

Las experiencias en si mismas, además de desarrollar habilidades o competencias determinadas en las personas, permiten a su vez cohesionar a los grupos que experimentan estas vivencias, creando en ellos lazos de amistad, confianza y unión que son difíciles de romper cuando se han enfrentado a un reto juntos. Es una oportunidad interesante para unir al jefe y a su equipo, conocer las necesidades mutuas, y proporcionarse ayuda.

Algunas empresas en la actualidad, con más frecuencia en España que en Latinoamérica, realizan periódicamente los Raider's Trophy que parten del OT. En ellos varias organizaciones compiten por un título, superando los equipos una serie de pruebas, donde el trabajo en grupo, el liderazgo y otras habilidades son fundamentales para triunfar.

En resumen, el OT es una herramienta avanzada en los procesos formativos en las organizaciones. Es una técnica y una filosofía que debe manejarse con ética, profesionalidad, gran sentido crítico y responsabilidad, para obtener el máximo resultado en las personas y los equipos que intervienen en los procesos.

 
(volver a indice del E-book)


(volver a indice del E-book)